Resumen: 

Los testimonios orales y escritos (del mismo modo que el arte en general y la cultura en su conjunto) constituyen agraciados brotes de los procesos históricos y de las transformaciones sociales que el ser humano ha ido induciendo a lo largo de su existencia. Autores y pensadores de todo orden, hondamente imbuidos por la vida de su tiempo, han volcado en poemas, cuentos, ensayos, novelas, dramas, fábulas, crónicas o leyes su versión del momento histórico que les tocó vivir. Otros han recogido las leyendas, las epopeyas y los testimonios orales de sus ancestros o de la vena popular del momento.

En todas las épocas, numerosos artistas y artesanos del idioma han dejado plasmada, para beneficio de las generaciones futuras, su propia visión del mundo. Transformaron sus ideas en alocuciones o escritos admirables gracias a su voluntad, disciplina, capacidad de observación, sabiduría, ingenio, imaginación y creatividad. Semejante tesoro artístico y documental, producto del inmenso esfuerzo de tantos albedríos, no debe permanecer empolvado en los libreros de los exquisitos o en las cada vez más abundantes bibliotecas-museos de carácter público.

Los filólogos, estudiosos de la lengua y de los testimonios orales y escritos mencionados, estamos conscientes ―y enamorados― de esos fértiles terrenos de la lengua, y sentimos el impulso y el compromiso de darlos a conocer al público. Nos dedicamos en cuerpo y alma al rescate, exhumación, interpretación y difusión de textos trascendentes poco o nulamente conocidos, así como a la investigación científica de las fuentes, el origen y el contexto tempo-espacial de las obras que conforman el legado literario de nuestros antepasados y de autores contemporáneos.

Estos son los motivos que me empujan a realizar esta antología. En ella se encontrará una selección de decretos de la obra canónica cumbre de la Edad Media: las Decretales, texto que ejerció una penetración profunda, no sólo en el orden de la vida eclesiástica, sino en el ámbito jurídico civil, como es el caso de Las Partidas de Alfonso X, amén de haber influido en muy diversas obras medievales tan importantes como el tratado didáctico Castigos e documentos del rey Don Sancho IV o el Libro de buen amor del arcipreste de Hita. LasDecretales llevan el nombre de Gregorio IX porque fue este papa (p. 1234-1246)[1] quien las publicó en 1234 con el título: Decretalium Gregorii IX compilatio. Estas Decretales―recogidas en cinco libros por el penitenciario del papa y auditor del Sacro Palacio, Juan Raimundo de Peñafort[2]― pusieron orden y racionalidad a la diversa y confusa legislación que, procedente de varios autores, formaban las cinco colecciones de decretales que estaban en uso, como derecho universal, en las universidades y en el foro. Después de su publicación continuaron ocurriendo nuevos casos y consultas que provocaron la compilación de otras decretales que dieron como resultado un Sexto libro, dado a la luz en 1298 por el papa Bonifacio VIII. Todas las decretales fueron enviadas de inmediato a las escuelas (entre ellas las universidades de Bolonia, París, Salamanca y Padua) y a los juzgados de la amplia jurisdicción papal.

 

Índice: 

Introducción

 

1. SEMBLANZA DE LAS DECRETALES

Antecedentes de las Decretales

Las Decretales

Las falsas Decretales

 

2. AVATARES DE LA IGLESIA

La Iglesia alrededor del Siglo XIII

Corrupción en el clero

 

3. INTERVENCIÓN Y AJUSTES ASUMIDOS

POR LA IGLESIA

La mujer ante el clero y el hombre en general

Celibato clerical

Matrimonio

Castidad conyugal

Adulterio

 

4. LAS FUENTES NORMATIVAS Y LA MORAL

DEL MATRIMONIO Y DEL CLERO

 

5. ANTOLOGÍA DE LAS DECRETALES

(PRIMERA PARTE)

 

5.1. Decretos sobre la corrupción del clero

5.1.1. Celibato

5.1.2. Eclesiásticos bígamos y adúlteros

5.1.3. Afición de los clérigos por las mujeres

5.1.4. Barraganas

5.1.5. Casamiento de religiosos

5.1.6. Pecados de clérigos

5.1.7. Religiosa rompe el voto

5.1.8. Simonía

5.2. Decretos sobre la corrupción en el

Matrimonio.

5.2.1. Fornicación y adulterio femenino.

5.2.2. Adulterio femenino inducido por el

esposo.

5.2.3. Adulterio femenino por abandono del

esposo.

5.2.4. Amenaza de adulterio femenino

5.2.5. Destino de las adúlteras

5.2.6. Adulterio masculino

5.2.7. Bigamia

5.2.8. Benevolencia con el adulterio

 

6. ANTOLOGÍA DE LAS DECRETALES

(SEGUNDA PARTE)

 

6.1. Desposorio

6.2. Indisolubilidad

6.3. Consentimiento

6.4. Cópula

6.5. Entrar en orden religiosa

6.6. Parentesco

6.7. Impotencia y estrechez

6.8. Separación 

 

Bibliografía 

Editorial Grupo Destiempos en redes sociales